lunes, 29 de diciembre de 2008

autodefensA
























Muchas son las condiciones culturales con las que nos encontramos día a día, las que nos hacen reprimir nuestra voz y expresión y nos incitan a quedarnos en silencio. Trabajemos internamente para que esa voz exprese nuestra bronca, angustia y hartazgo.
La voz aumenta nuestra fuerza emocional y física, y es elemental para la autodefensa. Cuantas más mujeres hablemos, gritemos, insultemos y rechacemos los abusos, menos vulnerables seremos frente al agresor. Nuestro cuerpo habla por sí mismo, la actitud corporal que adoptamos demuestra nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Por eso es necesario animarse a adoptar una actitud corporal firme que refleje lo que nos pasa internamente. Si sentimos que sí, es ¡SI!; si sentimos que no, es ¡NO!, y el otro tiene que verlo expresado en todo nuestro cuerpo. Con sólo una mirada se puede decir mucho y la actitud del otro puede cambiar de acuerdo a ella. Es importante registrar si estamos transmitiendo bien nuestros deseos como para poder también identificar cuándo NO son respetados, aún habiéndolos manifestado.
Adoptá siempre una actitud segura, caminando con firmeza, los hombros hacia atrás, la espalda recta, la mirada al frente, mirando a los ojos, dejá que tu voz se escuche, no dudes ni te disculpes todo el tiempo.
Si alguien te está molestando no pidas por favor. ¡¡Exigí respeto!!


Placer y abuso son vivencias opuestas.
Placer y miedo son vivencias opuestas.
Sentirse querida y sentirse usada, son vivencias opuestas.
Sentirse dueña de sí misma y sentirse propiedad de otr@, son vivencias opuestas.

2 comentarios:

nairrr dijo...

mi amorrrr,ke lindo eso :D
te amo,y sabes ke?? kiero ir ya con vos! :D

Juan dijo...

Vaya, tu si que tienes actitud niña =)
Gracias por enlazarme, a mi también me gusta tu blog ;)
Saludos